Categorías
Arándanos Uncategorised

GALETTE DE ARÁNDANOS, LIMÓN Y TOMILLO, SIN GLUTEN Y SIN AZÚCAR

GALETTE DE ARÁNDANOS, LIMÓN Y TOMILLO, SIN GLUTEN Y SIN AZÚCAR

Ingredientes para la base:

  • 75 g de harina de almendras (o almendras molidas)
  • 75 g de harina de trigo sarraceno (más unos 50 g más o menos para trabajar la masa si fuera necesario)
  • 50 g de mantequilla ghee (refrigerada para que esté sólida; también puedes usar mantequilla normal o aceite de coco -también sólido- para opción vegana, aunque puede variar un poco el resultado)
  • 50 g de pasta de dátil* (dátiles remojados en agua caliente y triturados con un poco del agua del remojo)
  • pizca de sal
  • 1 cucharadita de tomillo en polvo
  • 50 ml de agua natural

Ingredientes para el relleno:

  •  300 g de arándanos (frescos o congelados)
  •  zumo de 1/2 limón
  • ralladura de 1 limón (ecológico y lavado)
  • 2 c/s de pasta de dátil
  •  1 c/s rasa de almidón de tapioca (o maizena)

Para decorar:

  • 3 rodajas de limón deshidratado sin azúcar
  • ralladura de limón 
  •  violetas u otras flores comestibles

*Para la pasta de dátil empleé 6 dátiles medjoul y unas 6 c/s del agua de remojo y con esta cantidad me sobró.

Elaboración del relleno:

  •  Coloca todos los ingredientes menos el almidón en un cazo, calienta a fuego bajo y ve removiendo hasta que veas que los arándanos empiezan a soltar un poco de jugo.
  • Añade el almidón, sigue removiendo 1-2 minutos más (lo justo para poder diluir el almidón y que quede todo bien integrado).
  • Retira del fuego y deja reposar.

Elaboración de la galette:

  • Coloca en un bol las harinas, la sal, el tomillo, la mantequilla y la pasta de dátil y mezcla; añade el agua y sigue mezclando (también puedes hacerlo con un robot de cocina si tienes)
  • Coloca un poco de harina sobre la encimera, pon la masa encima y ve añadiendo más harina poco a poco a la vez que amasas con las manos hasta que quede bien integrado y veas una masa manejable y que no se engancha en las manos; forma una bola.
  • Vuelve a pasar al bol, cubre y deja reposar en la nevera por al menos 30 minutos.
  • Coloca la bola sobre papel de hornear y estira con un rodillo enharinado dando forma de círculo de unos 2-3 mm de grosor (no hace falta que quede un círculo perfecto).
  • Pasa a un molde redondo de tartaleta (yo usé uno de 23 cm de diámetro) y con cuidado baja la masa de los laterales con los dedos para que toque todo el interior del molde (tendría que salirte unos 3-4 cm de masa por fuera del molde).
  • Aboca el relleno en el centro de la base y reparte, dejando el exterior con menos cantidad.
  • Baja los bordes doblándolos con cuidado de forma que cubran el exterior de la galette.

Horneado y decorado:

  • Con el horno precalentado, hornea a 180º durante unos 30-40 minutos o hasta que veas que la galette está durita y dorada.
  • Coloca las rodajas de limón, las flores, la ralladura de limón y tomillo fresco si tienes.
  • Pasa la galette a un plato, deja reposar unos minutos para que asiente y come templada.

Consejos:

  • Puedes preparar en primer lugar la masa y mientras reposa en la nevera puedes aprovechar para preparar el relleno. Luego cuando vayas a estirar la masa ya puedes poner el horno a calentar y el tiempo que empleas en terminar de preparar la tarta ya lo tendrás listo para introducirla.

Gracias Anabel Rodriguez por tu tiempo y por tus recetas. @anabelrool

Categorías
Arándanos Uncategorised

ARÁNDANOS, ¿SON TAN BUENOS COMO DICEN?

ARÁNDANOS, ¿SON TAN BUENOS COMO DICEN?

Carmen Iturbe, la dietistarural.com, nos ayuda a conocer más esta fruta originaria del norte de América que ha expandido su comercialización y cultivo a muchas otras zonas del mundo debido a sus excelentes propiedades.

El arándano azul (diferente del arándano rojo, de la misma familia) está considerado una de las frutas con más contenido en antioxidantes (sustancias que protegen el organismo del daño que producen agentes oxidantes como los rayos ultravioleta, la contaminación ambiental, sustancias químicas nocivas de los alimentos…) fundamental para la prevención del envejecimiento celular y  algunos tipos de cáncer. Muchos estudios han demostrado que la cantidad de antioxidantes de los arándanos se ve afectada por diversos factores, como el método de cultivo, la composición del suelo, el uso de pesticidas y fertilizantes pero en el caso de los arándanos de Mas Martinet, al ser un cultivo ecológico se mantienen las cantidades máximas.

Entre los muchos beneficios que tienen, se encuentra el aumento del flujo sanguíneo, lo que hace que sean buenos para evitar problemas cardiovasculares precisamente por el efecto dilatador de los vasos sanguíneos. Además, los acarga de azúcares muy baja, lo que les hace muy indicados para personas con diabetes.  

Su color tan característico es debido a la presencia de antocianinas. Unos pigmentos naturales que protegen el organismo. Su papel es absorber la luz ultravioleta y crear este color azul oscuro/ púrpura. Como más tiempos estén las frutas al sol, más grande será la cantidad de este pigmento y más oscuro su color. Las antoncianinas, junto con la vitamina C, de la que tienen un gran contenido, les hace también muy indicadas para reforzar el sistema visual.

La recolección en el su momento óptimo es fundamental para una mayor concentración de este elemento, por eso es importante su consumo local, para poder garantizar que se consuman lo más cerca posible del momento de recolección y, por lo tanto, que lleguen a nosotros en las mejores condiciones.

Se pueden consumir tanto frescos como deshidratados. Son perfectos para ensaladas, congelados para la preparación de postres y batidos, en zumo o mermelada. La mejor manera de consumirlos y obtener el máximo beneficio para nuestra salud es, sin duda, en fresco. Porque cuando se cocinan, los antioxidantes se empiezan a destruir poco a poco. En batido o zumo, no podemos esperar mucho tiempo para consumirlos. Lo que se hace evidente en las manzanas o las peras, que por su color podemos detectar en seguida la oxidación que provoca el contacto de la su carne con el aire, con los arándanos cuesta más de ver, pero se produce la misma reacción, así que, en la nevera, tapados, pueden aguantar hasta 24 horas, pero es necesario tener cuidado si los tenemos en el exterior. Conviene deshidratarlos y así, concentramos el mayor número de nutrientes en la fruta, pudiendo conservarla durante más tiempo en condiciones óptimas; o bien, es necesario congelarlos, para conservarlos hasta 5/6 meses en perfectas condiciones.  

Los arándanos son frutas y, como tal, se recomienda comer 5 raciones al día, como mínimo, junto con verduras. Considerando 1 ración la cantidad que nos cabe en la palma de la mano.

Su gran versatilidad en la cocina les convierte en un producto perfecto tanto para platos salados como dulces. Se pueden utilizar en salsas, frescos, batidos… Así que os invitamos a probar cuál es la receta que más os gusta e incluir esta fruta en vuestra dieta. Hay infinidad de posibilidades a escoger.

Muchas gracias Camen M. Iturbe por compartir esta información con nosotros.

Nuestra web usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.