Siempre en la búsqueda de nuevas miradas, con una cultura basada en el equilibrio la sostenibilidad y la armonía con la naturaleza.
Comprometidos con la tradición, el medio y las personas. Recuperando variedades, reinventando procesos y materiales bajo los preceptos de la agroecología y la mínima intervención con el máximo respeto por las personas que lo trabajan. Luchando por un mundo econfeminista y transversal.

Trabajamos los cultivos de forma ecológica, siendo lo más respetuoso posibles con todos los procesos. Cultivamos leguminosas y recuperamos variedades silvestres de flores y arbustos. Nos guiamos por el calendario lunar para aprovechar al máximo los tratamientos naturales que aportamos a los viñedos, como el compost y las infusiones de hierbas.

Pequeños gestos para obtener vinos fieles a su terruño, colaborando activamente con el equilibrio de nuestros sistemas agrarios.