OLI DEL RAIG - ACEITE DE OLIVA PRIMERA PRESNADA

En el Priorat, el cultivo del olivo está presente desde hace muchos años, junto con la viña y el fruto seco, los cultivos mediterráneos por excelencia. La producción de aceite se ha convertido en uno de los cultivos principales con una clara tendencia hacia procedimientos y sistemas de cultivo integrados y ecológicos.

El aceite de oliva está considerado como el elixir dorado por todas sus cualidades nutricionales, es la base de la dieta mediterránea y una auténtica delicia para el paladar y para la salud. Contiene principalmente ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado que reduce el colesterol malo y augmenta los niveles de colesterol bueno. Además, es rico en vitamina E y K, el primer antioxidante por excelencia y la segunda, una protectora natural de las neuronas cerebrales; carotenoides (precursores de la vitamina A, gran antioxidante también), fitoesteroles (estructuras similares al colesterol que ayudan a hacerlo bajar en sangre) y polifenoles (de gran capacidad antioxidante).

En Mas Martinet, aprovechamos el aceite desde siempre, básicamente para el consumo familiar. Pero desde hace aproximadamente 4 años, hemos embotellado un poco de aceite para darlo a degustar en nuestras visitas. La variedad predominante es la arbequina, también predominante en la comarca, que produce un aceite muy apreciado por sus excelentes calidades organolépticas de aroma delicado, suave y ligeramente dulce. Nuestros olivos conviven con los viñedos, y los cuidamos y tratamos con la mínima intervención, siguiendo la misma filosofía que nos caracteriza.

La cosecha se realiza durante los meses de invierno, normalmente poco después de finalizar la vendimia. En nuestro caso suele estar durante el mes de noviembre. Y de forma manual, como no podría ser de otra forma. Las aceitunas recogidas, en cajas de aproximadamente unos 12 kg., las llevamos a un molino de Bellmunt que trabaja por pequeñas producciones para garantizar la máxima calidad y respeto al fruto que procesa.

El aceite que embotellamos manualmente en la bodega es un aceite del chorro dejado reposar para que las micropartículas volátiles de la aceituna que queden se depositen en el fondo del depósito en forma de solaje. Es decir, que es aceite obtenido únicamente por procedimientos mecánicos, de la primera prensada en frío (menos de 27º) el mismo día de la cosecha, así que preservemos todas sus propiedades. Luego lo guardamos en un depósito siempre lleno, a una temperatura controlada para conseguir una buena decantación que elimine al máximo las impurezas y materia sólida que pueda tener. El aceite así elaborado tiene un sabor más intenso y mantiene sus atributos nutricionales intactos. Después de reposar, lo vamos embotellando a medida que existe la necesidad, para así garantizar su calidad.

Un aceite que no encontrará en las tiendas, pero que puede degustar a nuestra experiencia enoturística.